TIEMPO ATRÁS

El absurdo mundo de las revistas femeninas

He leído una revista femenina y tengo una depresión horrorosa: resulta que elijo mal mis sujetadores y necesito comprarme un abrigo nuevo porque es otoño; se llevan grandes. Mis reservas de ácido hialurónico y fibroblastos están fatal así que tengo que comprarme cinco cremas; todas por encima de los 100€ y una base de maquillaje de 52€ cuya principal virtud es que no se note que la llevo. Mi casa no está a la moda; carezco de “telas vitamínicas y cromatismos audaces” y lo que es peor, el horóscopo me advierte de que mi subconsciente tiene mucho que decirme; estoy aterrada.

¿Qué extraño placer encuentran las mujeres en leer revistas femeninas? Hasta hace algún tiempo expertos en imagen recomendaban un corte de pantalón u otro dependiendo de tu constitución, pero hoy en día las revistas se parecen más a una madre cuando vas a salir por la puerta un sábado por la noche: – ¿Vas a ir así? Esa falda te hace culona, las botas están para tirar y te he cogido hora en la peluquería para el martes. Ah! ¡Y mañana quitamos los posters de tu habitación, ya no tienes edad!

Las madres nos trajeron al mundo; ¿Qué han hecho las revistas por nosotras?

Me gusta leer artículos motivadores de investigadoras brillantes que avanzan en la lucha contra enfermedades tropicales, juezas temidas y galeristas internacionales; pero la parte donde con 25 años tengo que empezar a ahorrar para el Botox me pone en tensión. El lado bueno es que como no soy madre me libro de los cursos de psicología adolescente, lo que siempre me deja tiempo libre para ir aprendiendo recetas con soja; muy práctico todo.

El otro día, en una página de motivación deportiva encontré una propuesta de horario ideal para tener el cuerpo perfecto:

Una pobre ingenua preguntaba cómo debía compaginar éste horario con su jornada laboral; me abstuve de comentar. Con un mínimo de lógica, ese programa está destinado para alguien que no trabaja y no tiene clases, por lo tanto o estudia a distancia o está en época de exámenes; en ambos casos tres horas y media de estudio al día avocan al más estrepitoso de los fracasos. ¿Quién puede hacer este plan?

¿Por qué no nos dejan de vender obligaciones absurdas? ¿Por qué las estudiantes, economistas, recepcionistas o profesoras tienen que mantener su imagen al nivel de las personas que se dedican a vivir de ella como las modelos, actrices, presentadoras o cantantes? ¿Somos conscientes de que los actores cuentan con un período de tiempo remunerado para dedicarse a preparar su imagen de acuerdo con el personaje que interpretan?

Una charcutera normal y corriente no necesita desfilar todas las mañanas hacia el pavo embuchado como un ángel de Victoria’s Secret una tarde al año tras tres días sin comer y miles de euros en tratamientos de belleza para la ocasión; no tiene sentido.

No tiene sentido, no, pero son como una pequeña droga: las leo, me enfado, reconozco los potingues que jamás me compraría en las tiendas, tiro la revista, hago deporte cuando puedo, paso olímpicamente de mis fibroblastos y me vuelvo a comprar la siguiente revista. Es un círculo vicioso, me entretengo mucho.  

Y ¿tu?, ¿cuál es tu sección favorita?

1 comentario en “El absurdo mundo de las revistas femeninas”

  1. Estimado blogger,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.