TRAVELS

Snow-trip 2017

El Snow-trip de este año ha sido a Sierra Nevada. El plan salió bastante guay aunque no fue el típico viaje de una semana 100% nieve.

Salimos un viernes desde Madrid a Granada, aprovechamos para hacer turismo el viernes por la noche, sábado y domingo hasta el mediodía y después de comer subimos a Sierra Nevada hasta el martes que volvimos a dormir a Madrid.

El turisteo en Granada

Alhambra
Desde el Generalife

estuvo genial ya que aparte de ir recomendadísima,  me había estudiado un par de guías. A las 7:30h de la mañana del sábado estábamos en la puerta de la Alhambra junto con un par de japoneses; cogimos las entradas por internet con antelación, pero ¡ojo! ¡La entrada general Alhambra no es general! Es decir, no se ve todo, sino que es necesario coger general Alhambra + Palacios Nazaríes para realmente ver toda la Alhambra (con que cometa yo el error ya vale).

En cualquier caso la Alhambra nunca defrauda; los Jardines del Generalife no estaban en su esplendor puesto que era invierno pero poder verlos prácticamente en solitario es una experiencia altamente recomendable (incluso a las 8:00h de la mañana y a 3º).

853AB020-A39E-4760-BE01-E61F7CD23062La Alcazaba es una fortificación muy interesante que te permite imaginar cómo estaba asentado el pueblo dentro de la muralla pero no es tan sorprendente como lo que te espera. Por otro lado el Palacio de Carlos V fue lo que menos me entusiasmó.

Por último los Palacios Nazaríes son un capricho de ensueño solo superado por el Palacio de Topkapi (el de las mil y una noches); la sala del trono te deja verdaderamente con la boca abierta, al igual que la fuente de los leones y en general todo el conjunto decorado con las filigranas de las paredes y las ventanas y patios con jardines. Había estado de pequeña y tanto tiempo después me sorprendió igualmente.

Dejando atrás la Alhambra, paseamos por el Paseo de los Tristes, husmeamos en un montón de tiendas por la Alcaicería, visitamos el mausoleo de los Reyes Católicos y buscamos un buen sitio para tomar cañas y picotear en la calle Virgen del Rosario.

El domingo dormimos un poco más y subimos al Sacromonte y bajamos por el Albaicín parando en la calle de las teterías. (Prepárate para las cuestas)

La ciudad en su conjunto resultó muy agradable y fácil de visitar. Si ya has estado en un zoco, las tiendas de artículos “morunos” se te hacen un poco repetitivas y los restaurantes de la calle de las teterías algo descafeinados pero por ejemplo las escasas tiendas de marquetería granadina son absolutamente auténticas y venden verdadera artesanía local.

Una vez en Sierra Nevada encontramos los apartamentos low-cost que habíamos alquilado (Apartamentos Montreal). Low-cost en Sierra Nevada significa que estás en lo alto de la ladera contraria a la esquiable, pero no pasa nada porque cuentas con un minibús del apartamento que te lleva a primera hora a las pistas y te recoge por la tarde ahorrándote de esta manera el Parking de la estación con las colas y la pasta que esto significa.

IMG_5747
Puesta de sol desde los Apartamentos Montreal

Asumiendo que vas a un sitio normalito donde tienes todo lo que necesitas (baño privado, mantas, toallas, secador, calefacción, menaje de cocina, sitio para las tablas/skis, botas y demás) sin esperar una decoración especial o una cocina industrial; Pros: unas vistas brutales ya que tienes delante la puesta de sol detrás de la ladera de enfrente (la esquiable), Contras: hay que darse duchas rápidas que se acaba el termo, aunque te lo avisan según entras, así que no puedes decir que no lo sabías.

Yo no conocía esta estación de ski y me pareció de las mejores en las que he estado nunca, no solo por el ambientazo y la oferta de restaurantes, tiendas y hoteles, sino sobre todo por las pistas. Para los aprendices tiene unas pistas verdes larguísimas y anchísimas en las que puedes aprender sin pasarte más tiempo en el telesilla que bajando (y eso que el telesilla es lentito). En el caso de los intermediate, que considero el mío, tienes pistas azules más y menos complejas, más y menos largas y en definitiva divertidísimas en las que puedes sacar el máximo rendimiento a tu forfait. Como casi nunca consigo subir más de una o dos veces a la nieve al cabo del año, siempre arranco desentrenadísima, las piernas no me dan para recorrer grandes kilometradas y las agujetas suelen ser de terror. Por eso, de entre toda la variedad de pistas me encantó poder elegir algunas de tamaño y dificultad media donde probar cosas y pasarlo bien
.

23E90F40-9130-40C6-8707-3DF4D7B97F7FPara aquellos esquiadores de alto nivel hay infinitas pistas rojas y negras y circuitos de slalom, half-pipe, snow park, ski nocturno y un montón de cosas que desde mi aprendiz punto de vista me fliparon bastante.

Subimos en lunes y martes por lo que el tráfico de gente no era tal como en fin de semana donde los locales aseguran que es una verdadera locura.

A fin de cuentas este ha resultado un viaje verdaderamente chulo y recomendable, aunque como siempre pasa, se me hizo corto y muero de ganas de volver a coger la tabla, pero me temo que para ello habrá que esperar al Snow-trip 2018.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.