AKELARRE

All about details

Nos gustan los detalles, no, mejor dicho nos encantan los detalles. Creemos que lo que haría de nuestra boda algo especial era huir de lo estándar, personalizar al máximo, hacerlo nosotros mismos aunque no hubiese una coherencia de estilo o la factura no fuese perfecta, lo importante era que fuese nuestro.

WhatsApp Image 2018-06-04 at 16.33.59 (2)

Tarros, muchos tarros

Nunca hubiese imaginado que en la preparación de una boda fuese herramienta indispensable la pistola de termosellar. Subcontraté a mi amiga Amaia más de un millón de cosas en el día de la boda y mucha ayuda para diseñar y crear algunos de los elementos decorativos de la misma; concretamente los tarros. Nos llevó todas las horas del mundo surcar internet con el fin de encontrar los materiales perfectos para lo que teníamos en la cabeza, además de un par de horas  de termosellar las puntillas de arpillera y encaje al vidrio, poner los lazos, meter las velas, paniculata, pino, musgo y la colocación. Pero definitivamente los tarros que iluminaban el camino al altar junto con los jarrones para las flores exteriores de la iglesia y la mesa presidencial del comedor fueron algo de lo que nos sentimos muy muy orgullosas. Thank you Magic.

Boda Ana e Iker-215-98 (2)

Nunca hay suficientes flores

Como ya sabéis a estas alturas, me chiflan las flores! A lo largo de todo el día se pudo ver la iglesia cargada de tulipanes, rosas, verdes africanos y hiedras en los centros. Pino, hiedra y musgo de mi casa en los centros de mesa del San Joseren. Rosas, fresias, eucalipto y una ramita del acebo de mi casa a modo de amuleto en mi ramo y un quintal de paniculata en todas partes incluyendo mi pelo.

Nunca es suficiente

Si bien el Palacio ya cuenta con una propuesta de decoración, no me pude contener a darle otra vuelta de rosca a todo. Finalmente, los centros de mesa también los montamos nosotros con: tres tarros de cristal con velas, tulipanes, musgo, pino, hiedra y paniculata sobre un gran espejo central. Con posavasos de corcho y palillos de pincho moruno hicimos las piruletas que indicaban en número de la mesa. 7 mesas tenían además un pequeño tronco cada una; por supuesto, también de casa. (ahora os cuento para qué era el tronco)

Boda Ana e Iker-1806-193 (2)

Seating plan versión caza del tesoro

Ya desde un principio, cuando diseñamos las invitaciones teníamos la idea de hacer algo especial, aunque no sabíamos muy bien qué. Por el momento, incluimos el dibujo de la brújula de Jack Sparrow, sí esa, la que siempre indica lo que de verdad deseas.

Nuestro seating plan se componía de dos escenarios: gente joven a la que movilizar y señores a los que dejar tranquilos.

Boda Ana e Iker-1500-63 (2)

En el lado senior cada comensal encontraba una tarjeta con el logo de la boda diseñado para la ocasión por mi tío Miguel de cuyos trabajos ya os he hablado alguna vez. En dicha tarjeta se indicaba nombre y mesa en el anverso y un mensaje personalizado para cada comensal en el reverso.

La celosía junior recogía 7 banderas pirata y un mensaje en un papiro:

“Para poderte sentar, tu pergamino has de encontrar. Que comience la búsqueda del tesoro”

Boda Ana e Iker-1807-194 (2)

Escondidos en el jardín había 7 cofres pirata llenos de joyas, conchas, arena y monedas de chocolate que escondían frasquitos pequeños etiquetados con los nombres de los comensales y un papiro anudado en su interior donde se revelaba el número de la mesa. Una vez en la mesa, dispuestas sobre los troncos, cada junior encontraba su tarjeta con el correspondiente mensaje personalizado.

Como no podía ser de otra manera y para cerrar la búsqueda del tesoro, hicimos la entrada al comedor con la banda sonora de Piratas del Caribe.

Deja huella

Siempre había querido comprar wachipei pero sin saber muy bien para qué y finalmente cree mi ocasión. El libro de firmas consistía en una máquina de fotos instantánea, un montón de rotuladores de colores y no sé cuántas cintas de wachipei. La creatividad de nuestros invitados fue espectacular y quedó un recuerdo divertidísimo.

También tuvimos un árbol de huellas con Peter Pan & Wendy por cortesía de nuestros amigos, así que, las oportunidades de dejar un recuerdo no faltaron.

Boda Ana e Iker-2098-325 (2)

Los bombones nunca fallan

150 cajitas con 300 bombones dentro, con 150 etiquetas con el logo, con 150 rosas de los vientos y 150 nudos fue nuestro detalle para acompañar el café de nuestros invitados. Sí, 150 cajitas hechas a mano.

Do it well

A lo largo de la boda nos preocupaba que toda la gente se sintiese cómoda, que lo disfrutasen, que las personas que saben que son importantes para nosotros así lo sintieran. Por ello repartimos monigotes de tarta, figuritas de bebés, ramos a las madres y a la abuela, corte de tarta, el ramo, todo. Lo único que guardamos para nosotros fueron los monigotes de nuestra tarta que fueron una pareja de novios montados en una Vespa.

Boda Ana e Iker-1905-230 (2)

Nuestros invitados hicieron que nuestro día fuera absolutamente especial y esperamos que ellos así lo hayan sentido.

Finalmente todo es cuestión de detalles.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.